El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

DE CAJON

Venta de música

Alojado en
ZoomBlog

19 de Octubre, 2006

INSTANTANEAS

Por Tenshys - 19 de Octubre, 2006, 21:04, Categoría: Trocitos de mi vida

Hay momentos que ocurren y te dejan maravillado por su belleza, pero a la vez por su simpleza.

No necesitas un equipo fotográfico al último grito de la moda y la tecnología, para atesorarlos y rememorarlos en circunstancias relajadas y felices y también porqué no, en  los de tristeza y soledad.

En estos momentos viene a mi memoria, aquella tarde frente a la inmensidad del océano en Bayside, Miami, Fl., las olas golpeaban contra los murallones y la brisa marina acariciaba mi piel, el viento jugaba con mi cabello y el olor del mar me llenaba toda.

Recuerdo otra ocasión, un viaje cansado desde la Cd. de México hasta un pequeño pueblo enclavado en la Sierra del Edo. de Guerrero, llamado Tetela del Río... Al llegar lo primero que hicimos fue lavarnos en el río.  Era de noche.  Esa sensación fue diferente a cualquier otra que haya sentido alguna vez.  El agua clara reflejaba en la obscuridad las sombras de los árboles, la bóveda celeste tachoneada de puntos blancos y rutilantes, la luna en su máximo esplendor, redonda y blanca... y el agua fresca llevándose el polvo y el sudor del camino.  Yo deseé que el tiempo se detuviera para no dejar de percibir que mi cuerpo estaba vivo.

También tengo guardadas imágenes más apacibles: un jardín, su sistema de riego bañando las flores y el pasto, el sol reflejado en las gotas de agua explotando en bellos y brillantes colores; los pajarillos revoloteando y de pronto uno de ellos se posó bajo la diminuta lluvia, extendió sus alas y sacudió sus plumas, disfrutando (pienso yo) de todo aquél mundo que estaba allí solo para él.

Atardeceres en las montañas, amaneceres en la playa, lluvia en los campos, en fin, vistas, aromas, sabores, sonidos... algunos escondidos en lo más recóndito de la mente, esperando solo una oportunidad para salir e inundarnos de todos aquellos instantes que nos han brindado satisfacción.

Flores frescas, risas de niños, hojas secas que crujen al caminar sobre ellas; guerras de nieve en la niñez, complicidades con los amigos; un helado.  Tantas y tantas reminiscencias de un ayer que no por ser pasado debe ser olvidado.

Espero que a lo largo de lo que me quede de vida, siga recompilando miles de esas fotografías instantáneas para llevarlas conmigo haga lo que haga y vaya a donde vaya.

H.M.P.

10/X/2006

Permalink :: Comentar | Referencias (0)