El Blog

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

DE CAJON

Venta de música

Alojado en
ZoomBlog

Entre violines, pianos y Macario

Por Tenshys - 20 de Mayo, 2007, 21:16, Categoría: General

El pasado viernes asistí a un evento cultural dentro del marco del Festival de las Tres Culturas que se celebra año con año en mi ciudad.

En esta ocasión acudí a un recital de violín y piano titulado "Moscow to Madrid" The further adventures of the "The golden Violin", por Calvin Dyck y Betty Suderman .

Estuvo realmente hermoso... es la historia de un violín que está escribiendo su diario y claro todo está musicalizado. el violín es lo principal pero el piano también está excelente.

Hubo piezas que me conmovieron hasta las lágrimas y hubo otras que provocaron a la risa.  Me encantó el cuento de Ferdinand... el toro al que le gustaba oler las flores (lo conocía desde niña gracias a las caricaturas de Disneylandia).

Lo malo del caso es que la lectura del diario tuvo muchos errores, esa parte estaba a cargo de Martha Penner una mezzo soprano de la región que también participó interpretando algunas canciones.  Pero ni modo, de allí en fuera todo estuvo bien.

* * *

Ayer sábado, dentro del mismo festival se presentó el Señorón Ignacio López Tarso  con una puesta en escena que titularon "Los monólogos de Macario" que de monólogos no tenían nada, puesto que es la lectura de un cuento titulado Macario, el ahijado de la muerte. Hace muchísimos años que se filmó esa película (con el mismo actor) y ahora está adaptada al teatro; originalmente es un cuento del escritor Bruno Traven.

El cuento a grandes rasgos narra  la vida de un campesino miserable y obsesionado con que algún día se comerá un guajolote entero.

El Diablo, Dios y La Muerte, a Macario en el momento justo cuando está a punto de cumplir su sueño de comerse a un guajolote él solito.

Macario se niega a compartir su guajolote con el Diablo y con Dios, pero acepta darle la mitad a la Muerte, quien, en reciprocidad, lo nombra su ahijado y le llena su guaje con agua curativa que le permitirá salvar ciertas vidas. De esa manera, Macario logra sortear la muerte y al mismo tiempo convertirse en un curandero de gran prestigio.

El final es dramático y no lo voy a contar para no restarle emoción a quien tenga la oportunidad de ver o la obra o la película.

Hay ambientación, pero los actores no están caracterizados, es decir, salen "normales", ataviados de negro parados frente a un atril, leyendo los diálogos (por eso digo que no son monólogos puesto que existen diálogos)... pero ¡qué manera de leer! los matices, la entonación, la intención, en fín, fue realmente estupendo.  No necesité de ver la película o verlos a ellos disfrazados ni nada de eso, con sus voces me transportaron al jacal de Macario, al bosque dónde cortaba leña, a su encuentro con el diablo, con Dios y con la muerte...

En la obra participan también Juan Ignacio López Aranda (hijo de Don Ignacio) y Sheila Flores, además de un excelente guitarrista como lo es Guillermo González Phillips; esté último podría pasar inadvertido ante el magnífico performance de los demás, pero resulta que su trabajo en la obra es súper importante, porque la musicalización dramática, que es casi subliminal en ratos, te lleva  aparejado a ese mundo del que hablaba en el párrafo de arriba.

Lástima que no tengo el boleto (como el del golden piano) porque me lo rompieron a la entrada.  He estado buscando imágenes, pero no consigo.  Mi hermana tomó algunas fotografías pero aún no las tengo en la computadora, así que en cuanto las tenga las subiré y añadiré al post.

 Don Ignacio López Tarso.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)