El Blog

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Sindicación

DE CAJON

Venta de música

Alojado en
ZoomBlog

NB: Negreros

Por Tenshys - 10 de Febrero, 2008, 20:19, Categoría: Notas Bibliográficas

Me tardé mucho en colgar el presente post, pero no quería dejar de hacerlo porque hubo muchas cosas de este libro que me interesaron y que quiero tener a la mano:


INDICE:

1.-  Del fin de la piratería.

2.-  Más sobre el fin de la piratería.

3.-  Port Royal y Kingston.

4.-  Nacimiento de la esclavitud.

5.-  Cita.

6.-  El dolor es fuego.

7.-  Cita.

8.-  Cita.

9.-  Lo único indestructible.

10.-  Cita.

11.-  Cita.

12.-  Cita.

13.-  El poder.

14.-  Contemplar la lluvia.

15.-  Nostalgia.

16.-  Invasión a la naturaleza.

17.-  Traición.

18.-  Rabia.

19.-  Secuelas.

20.-  Consecuencias de la trata de esclavos.

21.-  Cita.

22.-  Cita.

23.-  Perdón.


NEGREROS

Autor:  Alberto Vázquez Figueroa

Editorial:  Plaza and Janés Editores

1.-  En cierto modo los jamaicanos habían llegado a la conclusión de que el violento terremoto del 7 de junio, no sólo había aniquilado a una ciudad, sino que en cierto modo había puesto fín a toda una época e incluso a una forma de entender la vida, ya que a partir de aquel momento la tranquila bahía dejaría de ser el seguro refugio de unos piratas que a todas luces parecían condenados a desaparecer.

Página 22

2.-  El próspero comercio de café, cacao, azúcar y sobre todo, esclavos, estaba desmostrado ser mucho más rentable y menos arriesgado que el duro oficio de "salteador de galeones", y ya eran muchas y muy importantes las voces que clamaban para que se pusiera coto a las andanzas de los temidos "Perros de Mar".

Página 22

3.-  Si bien Port Royal había sido la meca de los piratas caribeños, Kingston debería convertirse de allí en adelante en la meca del tráfico de esclavos con desnio al mercado caribeño.

Página 22

4.-  Pesa a tal decisión acabase por afectar negativamente a millones de seres humanos a lo largo del siguiente siglo, la decisión del coronel James Buchana no debe atribuirse en absoluto a su posible talante racista, sino al simple hecho de que estaba convencido de que la importación masiva de mano de obra africana al Nuevo Mundo contituía, no sólo un negocio lícito, sino incluso beneficioso tanto para los compradores como para los comprados.

A tal respecto se hace necesario resaltar el hecho de que había sido la propia reina de Inglaterra, el príncipe Ruperto y el duque de York, los fundadores de la tristemente famosa Real Compañía de Africa, especializada en la captura y venta de esclavos, por lo que no es de extrañar que un miembro destacado de su ejército acabase por aceptar a pies juntillas la teoría de que lo Su Graciosa Majestad patrocinaba debía ser necesariamente justo.

Páginas 22 y 23

5.-  Ser educado no te convierte en caballero.

Página 43

6.-  Perder a quienes más amamos, consitutye la dura forja en la que se suele moldear nuestro carácter -replicó calmosamente el inglés- Lo sé por experiencia.  El dolor es el único fuego capaz de poner el alma al rojo vivo, y lo más triste es que jamás podemos saber qué aspecto adquirirá si se la golpea en ese instante.

Página 44

7.-  Con frecuencia resultan inútiles las vidas, no las muertes.

Página 53

8.-  La omisión puede llegar a ser mucho más culpable que la acción.

Página 55

9.-  Ninguna pareja resulta indestructible, ya que por deficinición puede partirse en dos -le hizo notar ella- Lo único realmente indestructible es el espíritu humano, capaz de ser aplastado mil veces y volver a erguirse otras mil.

Página 62

10.-  Mi abuelo siempre decía que la rivalidad entre aliados suele haer perder más batallas que los méritos del enemigo.

Página 145

11.-  Nada que se haga con fe resulta inútil, puesto que al menos sirve para engrandecer el alma.

Página 156

12.-  Si en verdad pensamos que nuestra forma de actuar es justa, no debe coartarnos que otros hagan mal uso de ella.

Página 156

13.-  Me preguntas por qué el hombre glanco trata al negro peor que a las bestias -musitó al fin- Y lo único que puedo asegurarte es que, a través de los siglos, y siempre que se ha presentado la ocasión, el hombre blanco ha tratado de igual modo a otros hombres blancos.  -Hizo una pausa para que la matrona pudiese traducir sus palabras-.  No es cuestión de color de piel; es cuestión de poder, porque los europeos están acostumbrados a dominar, humillar y explotar sea cual sea la raza que se preste a ello.

Página 169

14.-  Contemplar la lluvia se convertía en esos momentos en la máxima ambición de cuantos hasta hace poco antes desarrollaban una frenética actividad, como si dicha contemplación se hubises transformado de pronto en la única causa digna de ser tenida en cuenta, puesto que en aquel rincón del mundo la lluvia no solamente hacía crecer la hierba sino que obligab a madurar las semillas de profunda nostalgia que acostumbran a dormir en lo más recóndito de todos los corazones.

Página 183

15.-  Nada trae más recuerdos a la mente que una cortina de agua cayendo silenciosa, ni nada entristece más que el repiquetear de gruesas gotas contra las hojas de los árboles.

Página 183

16.-  Millones de aves alzaban el vuelo cubriendo el cielo de gritos y colores, sorprendidas y se diría que hasta escandalizadas por el hecho de que tan extraños instrusos osaran invadir un hábitat que permanecía inviolado desde el comienzo mismo de los siglos.

¿Qué tenían que ver aquellas pesadas máquinas de guerra con las livianas canoas indígenas que de año en año se adentraban por las bocas del delta?

¿Quién les había dado permiso para quebrar las ramas de los árboles que se inclinaban sobre el río arrojando al agua unos nidos que habían costado tanto esfuerzo y tanto mimo construir?

¿Y por qué extraña razón venían a romper un equilibrio que la naturaleza había tardado milenios en crear?

Página 201

17.-  Cuando alguien es tan estúpido como para dejar escapar el poder, siempre hay otro dispuesto a apoderarse de él, y por definición, la traición jamás llega de aquel de quien sospechas, sino de aquel que menos imaginas.

Página 220

18.-  Cuando un ser querido muere, deja tras de sí un gran vacío y un profundo dolor que tarda en cicatrizar, pero cuando se sabe que ese ser querdido está muy lejos y tal vez peor que muerto, puesto que le obligan a padecer todas las penas del infierno, el vacío y el dolor se transforman en una sorda rabia y una desesperante impotencia que invita a sacar los ojos y arrancar la piel a tiras a los culpables de tamaña desgracia.

Página 225

19.-  La principal secuela que dejaron los siglos de la "trata" en el continente negro, no se limitó al amargo recuerdo que pudiera quedar en la memoria colectiva de quienes la padecieron, sino sobre todo el hecho de que a la larga, aquella cruel injusticia acabó por convertirse en hábito; una forma de vida que millones de seres humanos se vieron obligados a aceptar como algo tan natural y frecuente como la enfermedad o la muerte.

Página 226

20.-  Los grilletes de la esclavitud hicieron saltar por los aires los eslabones que unían a una generación con la siguiente, y siglos de ininterrumpidas "razzias" provocaron que, en grandes regiones de Africa, las culturas tradicionales se fueran debilitando año tras año hasta casi desaparecer.

Técnicas, conocimientos y secretos que deberían haber pasado de mano en mano en los más diversos campos del saber humano se olvidaron, al igual que se olvidó la historia de cada comunidad e incluso la razón de ser o la mítica procedencia de sus dioses.

Lo que las "civilizadas" naciones blancas hicieron a las africanas no fue ya un "genocidio" tal como se entiende hoy en día, sino más bien una sistemática destrucción de cada una de sus señas de identidad, hasta concluir por dejarlas vacías de contenido.

Páginas 226 y 227

21.-  Aquel que esclaviza a sus propios hermanos es mil veces peor que el peor de sus enemigos.

Página 249

22.- La venganza no resucita a los seres queridos -señaló con infinita calma- Ni la crueldad alivia el auténtico dolor que se esconde en lo más profundo del alma.

Página 327

23.-  Tan solo el perdón ayuda a olvidar y tan solo el amor contribuye a construir un mundo más justo.

Página 328

Permalink :: Comentar | Referencias (0)