El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2020    
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Sindicación

DE CAJON

Venta de música

Alojado en
ZoomBlog

Trocitos de mi vida

Se termina el 2011, vivamos el 2012.

Por Tenshys - 31 de Diciembre, 2011, 13:16, Categoría: Trocitos de mi vida

El año 2010 fue un año terrible para mí, había padecido anteriormente de insuficiencia económica, pero nunca acompañada por la enfermedad. En 2010 estuve hospitalizada 3 veces cuando jamás había puesto un pie en un hospital; me intervinieron quirúrgicamente en 2 de esas visitas al hospital, estuve la mayor parte del año (desde abril hasta diciembre) visitando al médico por lo menos cada quince días. Cuando 2010 terminó di gracias a Dios ya que para mí fue en verdad espantoso. Al inicio del 2011 pensé que sería un año fenomenal y que ninguno podía ser peor que el que terminaba. Oh sí, tuve salud, solo visité al médico en 3 ocasiones y casi todas fue por una gripe que se complicó, pero en otros aspectos no me fue tan bien como soñaba. En mi trabajo hubo muchísimos problemas, casi ninguno conmigo pero en un lugar con 300 empleados es imposible que todos se pongan de acuerdo y hubo paros, casi huelgas, golpeteos entre diferentes bandos... un estrés total. Luego tuve una ilusión que despertó las 10000 mariposas que vivían aletargadas en mi estómago, de pronto éstas revoloteaban causándome tanto vértigo como incertidumbre. Sonreía a todas horas y pensé que después de 10 años de espera, la soledad había llegado a su fin. Pero luego, el universo se reacomodó y lo que fue una hermosa ilusión se convirtió en una triste decepción y el dolor de cada una de aquellas mariposas me recordó una vez más que el amor no es color de rosa, así que procuré confortar de la mejor manera posible a esas revoltosas para que volvieran a dormir. En este 2011 descubrí que personas a quienes llamaba amigos no lo eran tanto cosa que también me lastimó y comprendí que debía tener más cuidado de a quién le abría mi corazón. El dinero sigue faltando pero eso es ya más una costumbre que una calamidad. El 2011 está terminando y una vez más tengo fe y confío en que el siguiente año, el 2012, tiene que ser mejor que el anterior, que los anteriores. Entiendo que lo que pasó en 2010 y 2011 es parte simplemente de algo que todos los seres humanos hacemos: VIVIR. Lo importante es no perder la fe en que todo mejorará, por que si no, entonces qué sentido tiene estar aquí. Acaba el 2011 y renacen las esperanzas. Deseo un 2012 pletórico de experiencias que nos enseñen que la vida no solo se compone de buenos momentos, sino también de los malos. Deseo que en el 2012 encuentren personas que los acompañen a vivir tales experiencias con todo lo que implican: risas, llantos, enojos, confianza, ilusiones, paz. Tendremos algunas pérdidas, se nos cerrarán algunas puertas... pero también vendrán nuevos proyectos, aprenderemos lecciones duras, reafirmaremos cosas que ya sabíamos, pero sobre todo, volveremos a sonreír, amar e intentar ser felices. Vivamos pues con esperanza este 2012.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Mi hermana en Harrisburg

Por Tenshys - 15 de Junio, 2008, 17:04, Categoría: Trocitos de mi vida

Pues... me he quedado de hija única por un año.  El viernes pasado mi hermana partió a una nueva etapa en su vida lejos de aquí; estudiará y trabajará en Harrisburg, PA en USA.  Va con todas las de la ley, con permiso y visa de estudiante en un programa para jovenes de 18 a 26 años que se llama AU PAIR.

Con el favor de Dios yo espero que le vaya muy bien en aquellas latitudes y que aprenda muchísimas cosas; por acá la vamos a extrañar un montón pero pues sé que eso es bueno para ella.

Ahora me he quedado sola para ir al cine los miércoles, pero qué va... eso no me impedirá asistir a mi cita semanal con el séptimo arte aunque me limitará en los horarios... en fín, todo cambio es para bien.

* * *

Fuente de la imagen:  Google

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Monterrey, N.L., Noviembre 17-19 de 2007.

Por Tenshys - 25 de Noviembre, 2007, 21:57, Categoría: Trocitos de mi vida

El pasado fin de semana y aprovechando el puente que nos dejó el festejo de la Revolución Mexicana, aproveché para hacer un viaje relámpago, en compañía de mi hermana, a la ciudad de Monterrey, N.L.

Originalmente el propósito era visitar la exposición: Isis y la Serpiente Emplumada y después se agregó el ir al concierto que ofrecería en esa ciudad la agrupación española Hombres G.

De la ciudad de Monterrey, debo decir que me pareció enorme, incluso lo poco que conocimos de ella, hay tantas cosas para hacer en la llamada "Sultana del Norte" y tan poco el tiempo del que disponíamos que nos perdimos mucho.  En el centro me pareció muy sucia, pero lo que es el Parque Fundidora está realmente bellísimo.

El servicio de taxis dejó mucho que desear, en dos ocasiones nos dejaron en lugares que no eran los que solicitamos y el tramo del aeropuerto al hotel se nos hizo carísimo $470.00 (mxn).

El concierto de Hombres G estuvo maravilloso, cantamos hasta quedar roncas.  El primer grupo en presentarse fue uno local llamado GAMA, puros muchachillos de entre 15 y 18 años (calculo yo) y cantaban bien.  Después canto el grupo llamado "El Canto del Loco" quien empezó a prender a la gente, si bien es cierto no es todavía muy conocido por acá, supieron ganarse el cariño de la gente.  Luego aparecieron David, Dany, Xavi y Rafa... los Hombres G cantaron y tocaron como por 2 horas y estoy segura que las cerca de 8000 personas que estabamos ahí reunidos salimos satisfechos... hubiéramos querido cantar más pero pues todo lo que empieza tiene que terminar.

De la exposición qué puedo decir... me dejó maravillada.  Fue un tanto cansado, porque para entrar era todo un lío, tuvimos que hacer fila como por dos horas y media y luego ya al entrar la gente se amontonaba frente a los objetos en exhibición, dificultándose un poco la visibilidad y el tránsito mientras encontrabamos el ritmo y la fluidez.  No dejé de maravillarme al observar todas esas piezas con miles de años de antigüedad, me quedé con las ganas de pasar mis dedos por la escritura en relieve de algunos objetos y estelas, los jeroglíficos pasaban por mis ojos y me parecían extraordinarios...

Después de la exposición, fuímos a pasear por el Parque Fundidora, ya era de noche pero estaba bastante iluminado.  Tomamos el "Paseo Santa Lucía", un agradable paseo en lancha por el río y entre puentes y fuentes.

También tuvimos nuestra cuota de sustos, uno de ellos propiciado por un taxista al que le pedimos nos llevara a un Soriana que estuviera cerca del centro de la ciudad y nos llevó por unas calles que daban miedo... y era de noche.  Otro susto lo tuvimos cuando se nos terminó el efectivo y al ir a varios cajeros automáticos todos decían que "no nos podían atender en ese momento", al final tuvimos que ir a un Wal*Mart a sacar dinero allí para poder regresar.

Se me olvidaba mencionar que fuimos de compras por unas calles que son solo para peatones, muy bonito, lleno de colorido.  Restaurantes, tiendas de todo tipo, vendedores ambulantes, etc.  Nos divertimos mucho.

En cuanto termine de editar todas las imágenes y subirlas al Flirck o al Webshots, pondré el link en el blog para que puedan verlas, no todas son buenas fotos porque ni mi hermana ni yo somos profesionales, pero algunas salieron bastante bien.

Además hablaré de lo sucedido en artículos por separado...

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

La Chiquita

Por Tenshys - 11 de Noviembre, 2007, 18:56, Categoría: Trocitos de mi vida

Tengo una pequeña perrita french y su historia es ésta:

El año pasado murió nuestra mascota, un viejo pastor alemán llamado Dusty y del cual hablé en otro post.  En ese entonces mi madre nos advirtió a mi hermana y a mí que no quería otro perro en casa, que nos olvidaramos de comprar o traer a la casa algún cachorro.

Al poco tiempo mi hermano se encontró en la calle, cerca de nuestra casa una perrita french y le buscamos dueño en la colonia y nada, puso anuncios en la radio y el períodico locales y nada, así que se quedó con ella; se la llevó a su casa y allá la tenía.

En junio de este año, mi hermano hizo unas reparaciones en su casa y se trajo a sus perros para que los cuidaramos acá, el otro perro de mi hermano es un pastor alemán llamado Max, y cuando "La Chiquita" entró en celo, pues nos dió miedo de lo que semejante animalote le pudiera hacer a la pequeña perrita (una french mini) y la metimos a la casa.

Pues a partir de allí ya no pudimos devolverle la mascota a mi sobrina, nos la expropiamos.  Es una hermosa bola de pelos blancos con tintes dorados y las orejitas cafés, suponemos que es una cruza con coquer spaniel porque las orejas las tiene del color de esa raza y tal vez por eso sus antiguos dueños no la quisieron y como encima es hembra pues la "tiraron" (acá en mi tierra, es muy común que suceda eso... que abandonen a los animales a su suerte cerca de las carreteras para quitarse de problemas).

Batallamos para enseñarla a que hiciera pipí en el patio y los primeros meses, se hacía en donde quería dentro de la casa, la tenemos muy consentida y ella, pues se deja querer.

Mi madre ya no dice nada de que no quiere "perro" y a mí me parece genial, porque después de que pensé que ya no tendríamos mascota ni siquiera en el patio, ahora tenemos una linda mascotita y dentro de la casa...

* * *

Las fotos tienes una pésima resulución ya que están tomadas con mi teléfono celular, una disculpa por lo mismo.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Mundo Continental 2007

Por Tenshys - 6 de Octubre, 2007, 21:19, Categoría: Trocitos de mi vida

A mediados del mes pasado (Sept. 2007) de la oficina matriz de la empresa donde trabajo (Agencia de Viajes) me dijeron que Continental Airlines estaba organizando para los días 24 y 25 de septiembre su evento anual: Mundo Continental para la Rep. Mexicana y me preguntaron si yo quería ir, y ni tarda ni perezosa dije que sí.

Así que durante cerca de semana y media estuve nerviosa y preparando el viaje, solo estaría fuera 2 noches, pero pues tenía que ir bien preparada.

Me compré ropa, zapatos, bolso y así el 23 de septiembre salí de mi casa rumbo a la ciudad de Chihuahua, capital de mi estado y que es donde está el aeropuerto desde dónde iríamos a Houston, Tx. en los Estados Unidos.

Pasé "parte" de la noche allí pues como el avión salía a las 6:05 a.m. teníamos que estar en el aeropuerto a las 5 de la mañana.  Me levanté a las 3:00 a.m. para "arreglarme" y a las 4:30 bajé a la recepción del hotel donde me hospede (Quality Inn San Francisco) y salí en taxi rumbo al aeropuerto.

Aquí fue donde comenzé a conocer gente, pues yo, como soy de Cuauhtémoc no suelo verme con otros compañeros agentes de viajes en Chihuahua, quienes suelen ir a desayunos y otros eventos que frecuentemente hay en la capital auspiciados por las operadoras y proveedores de viajes.

Bien después de esperar a que todos los que íbamos, como 10 personas, nos documentáramos por fín abordamos el avión y nos dirigimos a Houston, lugar dónde se llevarían a cabo los seminarios.

Llegando a Houston pues tuvimos obligadamente que pasar por migración dónde tuve problemas con un permiso que entregué a destiempo hace como 6 años, me tuvieron detenida cerca de 1½ hora, y yo toda asustada porque los oficiales tercos que yo había trabajado allá en USA y pues claro que para nada.   En fín cuando por fín pude salir pues mi grupo ya había partido hacia la primer actividad del viaje: un paseo de compras por The Woodlands Mall, allí tendríamos tiempo libre para visitar tiendas y ver los alrededores.

Como mi grupo ya se había ido, yo estaba preocupada por cómo llegar hasta el mall, pero mi preocupación se disipó cuando ví que alguien de Continental me estaba esperando, tuve que esperar allí en el aeropuerto hasta que llegó otra persona y que se llegara la hora en que el bus llegaría y nos llevaría hasta Woodlans.

Una vez en el centro comercial, nos dividimos.  Yo lo recorrí de pe a pa pero sin entrar a muchas tiendas, en realidad no llevaba mucho dinero, solo entré a JC Penney a comprar detallitos para mi mamá y mi hermana; para mi papá, hermano y cuñada les compré recuerdos de la ciudad, unas plumas con el nombre de Houston.  Para mí, pues entré en Barnes & Noble y me compre dos libros:  Las Crónicas de Narnia (las 6 historias en un solo ejemplar) y Digging for The Truth (este último lo compré en inglés aunque no hablo bien el idioma).

Más tarde cuando nos reunimos con todas las personas que participábamos del evento, fuímos al Coctel de Bienvenida que nos ofrecieron en The Woodlans Resort and Conferece Center. un hotel impactante; bellísimo, en medio del bosque, con un hermoso lago que lo atravieza, animales en estado salvaje (venados, ardillas, aves), en fín...

Aquí antes de la fiesta, tuvimos una actividad que organizó el hotel, nos llevaron por grupos a conocer la propiedad: visitamos los restaurantes, los campos de golf, las canchas de tenis, las áreas de albercas, los salones de conferencias, el spa, el gimnacio, las habitaciones, el bar, el lobby, en fín, fue una experiencia gratificante.  El coctel lo ofrecieron en el área de alberca, al aire libre con música, barra libre, y un buffet delicioso:  había brochetas de camarón, frutas, plátano frito, unas pechugas de pollo empanizadas con coco y bañadas en salsa de mango que estaban sencillamente deliciosas, un platillo de carne cocinada envuelta en hojas de plátano (el árbol) que a simple vista parecía estar seca pero que al contacto con la boca estaba suave y jugosa, había también ceviche de mariscos, nombre, todo un agasajo.  De postre nos sirvieron bolas de helado bañados con piña en almíbar (tibio) y trozos de chocolate que fue todo un manjar para mi paladar... estuvo aquello para chuparse los dedos.

Al terminar la fiesta nos fuímos al hotel donde pasaríamos la noche y donde serían los seminarios al día siguiente... dicho hotel fue el Doubletree Guest Suites Houston By The Galleria, la habitación que me tocó fue una junior suite y las camas estaban verdaderamente confortable, me enamoré del colchón y las almohadas, lástima que no pudimos disfrutarlo mucho porque llegamos tarde y nos levantamos temprano.

El día 25, estuvimos desde las 8:00 a.m. en los seminarios, claro, primero desayunamos y después a trabajar... nos hablaron de la ciudad de Houston, de la aerolínea anfitriona, de las tiendas Macy*s, de New Orleans, de New York, de Las Vegas, de Texas, de Puerto Rico, de Costa Rica, de arrendadoras de autos, de los hoteles donde nos hospedamos, de las cadenas Marriot, entre otras cosas.

Ya para concluir hicieron rifas entre las cuales gané una estancia en el hotel Westin Galleria allí en la ciudad de Houston de 2 noches en fin de semana, también gané un vuelo redondo con Continental Airlines a la ciudad dentro de USA que yo elija y un certificado de compras por $50.00 dlls. en Macy's.

Para el regreso, nuestro vuelo se retrasó por más de media hora, por consiguiente cuando llegamos a Chihuahua mi autobus ya había partido y no tuve más remedio que quedarme otra vez en la capital, fuí al mismo hotel donde me había hospedado la noche anterior al viaje y ¡estaba lleno!, me pudieron conseguir una habitación tipo estudio, muy inferior a la primera donde me quedé, pero no me importó era casi media noche y no iba a ir de hotel en hotel buscando donde quedarme, además estaba cansadísima.

Llamé a mi familia para avisarles que me quedaría allá y al día siguiente me fuí temprano a mi ciudad... llegué directo al trabajo y a mi casa fuí hasta en la noche que terminé mi día laboral, de buena fortuna traía un cambio de ropa extra.

Fue toda una experiencia.  Gracias a Continal Airlines.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Ayrton Senna da Silva

Por Tenshys - 3 de Junio, 2007, 19:23, Categoría: Trocitos de mi vida

Nació un 21 de marzo; corría el año 1960.

Murió haciendo lo que él más amaba: piloteando un aunto de carreras.  Era el 1o. de mayo de 1994 y el lugar fue el Autódromo Enzo y Dino Ferrari durante el Gran Premio de San Marino.

En aquél entonces, yo tenía 21 años y miraba las carreras por verlo a él. ¡Me encantaba!

5 o 6 años antes, la primer vez que le ví (por televisión, claro) me enamoré.  Fue amor a primera vista... era un tipo guapísimo, decían que era un hombre arrogante y ególatra, pero a mis tiernos quince años yo lo veía divino.  Sus ojos me decían que era tierno, tímido y voluble (como yo) y su sonrisa me derretía.

Esperaba con ansias los domingos para verlo.  A veces pasaban las carreras completas otras veces solo veía un poco en las noticias deportivas.  Eran tiempos en los que internet no era tan accesible como lo es hoy, así que tenía muy pocas oportunidades de verle a parte de las que ya mencioné.

No recuerdo bien si estaba yo viendo la carrera donde Ayrton murió o si ví el accidente por el noticiario, solo sé que me dolió... él era tan joven y tan apuesto... y como en otras tantas historias similares, tenía toda una vida por delante.

Después de su muerte, me desconecté del automovilismo por completo e intenté olvidar todo:  sus reglas, sus circuitos, sus pilotos, sus grandes premios... no he vuelto a ver una sola carrera completa, ni a seguir las posiciones, ni los campeones ni nada.

El otro día encontré entre mis libros un recorte de revista con la foto de Ayrton... mi conciencia me reprochó el olvido de tantos años... tantas oraciones no hechas, desperdiciadas durante 13 largos años.

Estos últimos dos domingos, a la hora de comer, mi padre ha puesto las t.v. en las carreras y he visto muy poco.  Me ponen de nervios.

... Pero hoy decido no olvidar más.

Ayrton Senna:  "SOLO MUEREN LOS QUE SON OLVIDADOS".

Para más información visita:  http://www.ayrton-senna.com.ar/index.htm

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

El cielo del Tibet

Por Tenshys - 20 de Mayo, 2007, 21:02, Categoría: Trocitos de mi vida

Cuántas veces me he sentido atrapada dentro de esta ciudad... cuántas veces he intentado huir hacia otro lugar... cuántas veces he soñado con viajar, conocer mil lugares, otras gentes; he soñado con percibir nuevos olores, ver otros colores, dormir en otro cielo y mirar las estrellas desde otro punto del planeta.
Pero por cosas de Dios, sigo aquí... no sé si algún día mis sueños se vuelvan realidad.
Escuchando música, me encontré con este tema interpretado con Ana Cirré, titulado "El cielo del Tibet" y creo que en el fondo, describe exactamente como me siento con respecto a la vida... quizá las tierras del reggae no sean mi meta y tampoco lo del aro en la nariz. Toda la canción es prácticamente una metáfora si la quiero aplicar en mi vida, pero la realidad es que yo no quiero perecer sin ver los tonos ocres del Masai Mara y el Serengueti... no quiero perecer sin ver las arenas del Sahara y recorrer mi querido Egipto: Cairo, Luxor, Karnak, Tebas, Asuan, Abbu Simbel, El Valle de los Reyes, etc., no quiero perecer sin visitar Italia: Roma, Venecia, Florencia, Asís, Padua, Verona, Nápoles, Pisa, Florencia...; no quiero perecer sin sentir en mi piel la brisa del mediterráneo... no quiero perecer sin visitar la Ciudad Santa de Jerusalén..., Escocia, Inglaterra, Francia, España, Portugal, en fín... tantos y tantos lugares a los que de momento solo llego a través de los libros, internet y revistas de viajes.
EL CIELO DEL TIBET
(Ana Cirré)


Eso de andar en bata arrastrando la corbata
estar con la familia disfrazando la ignominia
está bien para un burgués.

Eso del día festivo esperado y permitido,
el juego con los niños del descanso sabatino
es tal vez lo que ha de ser.

Pero mis sueños son anacoretas;
narcizos, con instintos de grandeza.

Yo quiero conocer las tierras del reggae
pasearme por París, llevar un aro en la naríz.
Viajar a Tumbuctú, mi espacio ver crecer...
no quiero perecer sin antes ver el cielo del Tibet.

Esta monomanía, huevos, jugo de naranja,
esa autobiografía donde nunca pasa nada...
y da caché hablar francés; no caso con ninguna ideología
porque la hipocresía no es la mía.

Yo quiero conocer las tierras del reggae
pasearme por París, llevar un aro en la naríz
viajar a Tumbuctú, mi espacio ver crecer
no quiero perecer sin antes ver el cielo del Tibet.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Insomnio

Por Tenshys - 15 de Marzo, 2007, 21:03, Categoría: Trocitos de mi vida

Que doloroso resulta a veces el no poder dormir.
Sí. Me volteo hacia la derecha y me molesta tanto el brazo que pienso sería un alivio el no tenerlo. Me acuesto boca abajo y se me abren los ojos, mismos que siento arenozos y lagrimientos. Comienzo a pensar en Alejandro Fernández y su eterno amor por mí. Pasan 5 minutos más. Intento contar ovejas, pero pienso en la ropa que deberé usar por la mañana.
Regreso a la posición de boca arriba ¡nada! pero... ¡cómo me molesta la almohada!, la quito y la aviento... trato de recordar cuántas borregas llevaba en la cuenta antes de pensar otra vez en la blusa color café que tendré que planchar por la mañana.
Me volteo hacia la izquierda pero siento como que me falta algo... Ah, sí... ¡la maldita almohada!... ¿dónde cayó? Me incorporo un poco en la cama... en el reloj ha sonado ya otra media hora y yo sin poder dormir.
A tientas busco la bendita almohada y claro una vez que me apodero nuevamente de ella y al tratar de recuperar la posición para dormir, no recuerdo si era hacia la derecha o hacia la izquierda. Pienso en retomar la lectura pero me duele un poco la cabeza y no quiero forzarme mucho.
Vuelvo a sentarme en la cama, prendo la lámpara de mi mesa que uso como escritorio, alcanzo mi cuaderno de notas... lleno de garabatos y heme aquí al filo de la media noche, relatando un episodio de un insominio que me había abandonado y regresa después de un mes, como si nada hubiera pasado y como si yo pudiera olvidar que por su causa yo había dormido tan tranquila y en paz.
El tiempo sigue su curso y yo sigo contando sus minutos y sus segundos esperando que a Morfeo le de su real gana venir por mí para llevarme a su reino o ya cuando menos esperando al mago de los sueños de la familia Telerín.
Mientras tanto, Luis Miguel canta "Noche de Ronda" en el mismo radio que se apagará dentro de aproximadamente 10 minutos y yo tendré que seguir intentando dormir, o tal vez me tenga que levantar a darle otros 70 min. al "sleep" del stéreo. Debería ponerme a jugar a las cartas... un solitario, tal vez eso me provoque ganas de dormir.
Por lo pronto apagaré la luz y trataré de conciliar el sueño. Ha pasado ya otra media hora. Mis ojos están irritados. Lupita D'Alessio cantando y yo ni así puedo dormir. Ni siquiera la ligera llovizna que cae afuera me arrulla... hace ya dos días que llueve y mi pared está muy humedecida y temo que mi ventana se venga abajo...
¡¡¡Ya por favor!!!! ¡¡¡¡¡¡¡Quiero dormir!!!!!!
Escrito por H.M.P.
03-Sept.-2006

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Ahí vienen llegando

Por Tenshys - 17 de Febrero, 2007, 21:42, Categoría: Trocitos de mi vida

Sí, por allí vienen llegando las temidas (al menos para mí) abejas.

A pesar de que todavía estamos en invierno, los días comienzan a ser más cálidos.  Ya he visto una o dos revoloteando torpemente entre las hojas del eucalipto que está en el patio y no puedo evitar estremecerme con un poco de miedo.

¿Por qué les temo tanto a esos animalejos, si ni siquiera he sentido nunca en carne propia el pinchazo de algún aguijón?  Sé que en gran parte son muy benéficos para el hombre, digo está la polinización de las flores y también la miel; el caso es que no puedo evitar esta aversión que siento hacia ellas.

Mi casa está situada casi en las afueras de la ciudad (solo hay un fraccionamiento más allá y del otro lado de la carretera), mi colonia está pegada a una huerta de manzanas dónde suelen utilizar enormes colmenas para ayudar en la polinización; en el patio de mi casa, hay plantados un eucalipto enorme y medio hueco pero que aún tiene la gracia de florecer en la primavera y también una lila que nada más llegar el mes de marzo explota en miles de florecillas.  

Hace como 3 años, a los trabajadores de la huerta se les ocurrió poner una de las cajas con abejas justo frente a mi habitación (que mira hacia los manzanos) y claro, que el patio trasero se mantenía lleno de ellas (sobre todo entre las 11:00 a.m. y las 3:00 p.m.), mi pobre perro (que en paz descanse) solo se tapaba la cara y se arrinconaba lo más lejos posible para tratar de escapar de ellas, pero siempre le dejaban uno o dos regalos.

Un domingo, estaba sacudiendo y poniendo al sol la ropa recién lavada... todo era un solo zumbido a mi alrededor, yo tendía lo más rápidamente que podía y ojeaba a uno y otro lado, temiendo que alguna abeja se posara sobre mí, pero supongo que la humedad de la ropa también las atraía porque volaban en torno a mí y yo no tardé en ponerme histérica, sobre todo cuando una quedó atrapada entre mis cabellos, espantada comenzé a dar de manotazos en mi cabeza y a gritar como una loca.  Mi hermana se destornillaba de la risa y yo con un llanto desesperado no podía quitarme a la abeja que ha de haber estado igual de asustada que yo.  Papá acudió en mi auxilio y, salió picado.  Se le hichó la mano como al doble de su tamaño.

Dejé la ropa allí, a medio patio y como me sentía toda débil por el susto, me recosté un poco y me quedé dormida.  Por la tarde, después de asegurarme que no hubiera tantas abejas terminé de tender la ropa.

A la semana siguiente, se llegó nuevante el día de lavar y la hora de salir a tender la ropa; me recogí el cabello y me puse una gorra, un paliacate para cubrirme el rostro, una bata encima de lo que ya vestía y no sé qué más empalmes.  Me veía súper ridícula pero no me importó "intenté" hacer esa labor a toda prisa pero no dejaba de recordar el zumbido en mis oídos y miraba a uno y otro lado y las veía ahí, tan contentas a zumbe y zumbe y a come y come.

Y como si supieran que yo las destestaba quisieron vengarse, y comenzaron a volar entre las prendas que ya estaban tendidas al sol; literalmente me paralizé del terror: no me podía mover, ni gritar; sólo las veía posarse en mis brazos (no es que fuera el enjambre, solo dos o tres de ellas, pero para mí una sola ya era demasiado) y estaba en shock.

De pura casualidad mi hermana me observó y le pareció extraño verme así, de pie y sin hacer nada, se asomó por la puerta y me preguntó si estaba bien, alcanzó a ver a las abejas y se compadeció de mí, las espantó y como pudo me llevó adentro de la casa. Temblando me quité toda "mi protección" y sendas lágrimas caían de mis ojos pero en esta ocasión no había histeria solo cansancio.

Han pasado los años, las abejas siguen viniendo y yo tengo que vencer mi fobia cada vez que salgo al patio... el día de lavar me levanto dos horas más temprano para tender cuando todavía está fresca la mañana y la ropa la recojo ya casi cuando está por meterse el sol.  Este año, estamos ya a mediados de febrero y como dije más arriba... ya he visto llegar a los primeros monstruos.  Como estoy desempleada, he tenido tiempo de quitar las ramas más bajas de ambos árboles, espero con esto evitar aunque sea un poco que las abejitas me hagan pasar malos ratos.

¿Lo lograré?

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Hipertensión arterial

Por Tenshys - 4 de Febrero, 2007, 20:56, Categoría: Trocitos de mi vida

Hará cosa de 2 semanas aproximadamente nos hemos llevado el susto de la vida aquí en casa.

Mis padres son personas relativamente sanas, mi padre este año cumplirá 71 años y mi madre 68.  A pesar de tener "herencia genética" con propensión a la diabetes y a enfermedades cardiaca, hasta ahora todo había estado bien.

Pero un día mamá se quejó de que le dolía mucho la cabeza y que se sentía medio mareada.  Era por la mañana y como no había desayunado le dije que lo hiciera, que a lo mejor el hambre le provocaba esos malestares. En esas se pasó todo el día, era martes.

A la mañana siguiente al levantarse tuvo un mareo fuertísimo, nos dijo que sentía la cabeza muy pesada y como si se la estuvieran apretando con pinzas y además tenía náuseas.  Entonces nos decidimos a ir al médico.  Por la mañana la dejé en el IMSS (Inst. Mexicano del Seguro Social) para que apartara la cita para la consulta y yo me tuve que ir a una entrevista de trabajo; de regreso me quedé en el seguro y a ella una amiga la llevó a la casa.

Desafortunadamente no alcanzamos consulta médica para ese día, sino hasta el siguiente a las 7:00 p.m.,  mi mamá no quiso acudir al servicio de urgencias de la misma clínica y se seguía sintiendo mal; por la tarde mi hermano mayor (alertado por mi hermana) le habló a mi madre y le dijo que la llevaría con un médico particular y como seguía sintiéndose realmente mal, acepto sin rechistar.

Cuando regresaron nos dieron la noticia de que traía altísima la presión, creo que arriba de 200, según me dijo mi hermano el doctor le dijo que era casi como para que le diera una embolia y pues claro que nos asustamos.  Le mandaron a hacer análisis de orina y de sangre para checar el colesterol, triglicéridos y esas cosas; le recetó medicamento y pues nada, a esperar al otro día.

Encima de todo el clima estaba horriblemente espantoso.  A la mañana siguiente, pues a levantarse temprano porque había que ir al laboratorio médico y a llevarla a que le pusieran la inyección contra el mareo... estaba nevando y haciendo un frío espantoso.  Cuando ya tuvimos los resultados de los estudios se los llevamos al doctor particular y nos confirmó que no había nada malo en ellos el colesterol lo traía ligeramente alto casi nada, alrededor de 24 unidades o algo así, que no era para preocupar a nadie pero que de todas maneras procurara hacer más ejercicio y bajarle a las grasas.

Saliendo de allí nos fuímos a la otra cita, al seguro social (donde los medicamentos son gratis) y pues el doctor nos dijo casi lo mismo.

Después de 2 semanas mi mamá se siente mejor, pero de todas formas estamos muy al pendiente de sus mareos cuando se baña o cuando se levanta.  Cuando sale en el coche al bajarse también tiene problemas pero como no maneja sino que la llevamos y traemos pues eso tiene remedio.

Por un lado que bueno que la crisis la tuvo cuando estaba yo en casa, porque si hubiera tenido trabajo en esos momentos tal vez y hubiéramos tardado más en llevarla para atención médica.

A continuación les pongo un enlace a una página donde hablan sobre este mal, llamado a veces "el asesino silencioso":

Hipertensión arterial

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Trocitos de mi vida